Cinco ciudades revitalizan sus parques durante la pandemia

Los espacios verdes y públicos son la prioridad de varias ciudades para 2022.

Los túneles de árboles son algunas de las propuestas para expandir las áreas verdes. Foto: Jamie Street

La pandemia de COVID-19 nos ha mostrado la importancia de la higiene, la ventilación y también de la calidad del aire, y por tanto de los espacios abiertos. Vivir cerca de áreas verdes está relacionado con la salud mental, y de un menor riesgo de contagio de coronavirus.

París ha transformado sus Campos Elíseos para darles la categoría de ‘jardín extraordinario’, reduciendo a la mitad el espacio para los carros, reconvirtiendo las vías vehiculares en peatonales o en espacios verdes, y creando túneles de árboles para mejorar la calidad del aire.

Visitantes en los Campos Elíseos en el Día de la Bastilla 2020. Foto: Yiwen

Tras la pista está Bangkok, la capital tailandesa, que está construyendo 11 nuevos parques, incluyendo un ecoparque con manglares. y una ecovía (paseo para bicicletas y peatones) de 15 kilómetros. En junio de 2020 abrió el Sky Park, un puente-jardín sobre el río Chao Phraya.

Vista del río Chao Phraya, en Bangkok.

En Nueva York, el Union Square Park crecerá en un 33 %, con más espacio para árboles y menos para automóviles. Es parte de un remozamiento en el que la ciudad invertirá $ 100 millones. Según el Fondo Económico Mundial, 100 millones de estadounidenses no tienen un parque a 10 minutos de caminada desde su casa.

El parque y vecindario de Union Square unen las dos principales vías de la isla de Manhattan. Foto: Magnus Andersson

La ciudad de Nairobi, en Kenia, ha duplicado sus áreas verdes en los casi dos años de pandemia, invitando a la gente a plantar en rotondas, y salvando el Parque Nacional Michuki, que se había convertido en un botadero, y ahora es un paseo.

El Parque Nacional Michuki lleva el nombre del exministro keniano John Michuki, que lideró la limpieza del río Nairobi. Foto: Zac Wolff

Finalmente, Barcelona quiere que una de cada tres calles del área del poblado distrito del Ensanche se conviertan en miniparques, creando 21 nuevas plazas públicas. Es un gran reto, porque actualmente es la urbe con mayor cantidad de autos por kilómetro cuadrado de Europa, y la contaminación del aire causa allí unas 3.500 muertes prematuras al año.

Barcelona planea transformar calles en parques para resolver su problema de automotores. Foto: Jorge Salvador

Fuente: El Universo